Juego Online Legend Of Mir 3

La Leyenda de Suzaku, el Ave Fénix

Las ruinas de Solanthus Village cuenta la leyenda que esconden grandes y épicas historias pero quizás la más temida es la de una bestia llamada Suzaku.

Su historia se remonta desde tiempos inmemoriales, cuando la localidad de Solanthus Village era un lugar lleno de vida, con aldeanos que trabajaban sus tierras en busca de un mejor sustento para las familias.

Cierta tarde de Abril, un día lluvioso y frío, los aldeanos se encontraban en sus hogares a la espera que el tiempo diera una tregua para continuar con sus labores, de repente hubo un cambio en el cielo radical, renacía el sol desde el oeste, a lo lejos se podía divisar la formación de un hermoso arco iris, los aldeanos felices salieron del hogar pensando que ya el mal tiempo había cesado, disfrutando la belleza que este fenómeno les otorgaba a la vista de sus ojos ; cuando de improviso de ese maravilloso arco iris surge algo inesperado.

El tronar que se sintió fue tan grande que se escuchó también en las localidades vecinas, una inmensa ave salía como del fondo de tan hermoso fenómeno del clima.

Los aldeanos atemorizados y a la vez sorprendidos de tan hermosa criatura comenzaron a resguardarse en sus hogares, tenían temor.

El cielo comenzó a oscurecer, nuevamente el sol se escondía para dar paso a una lluvia torrencial, donde los truenos y relámpagos hacían estremecer toda la comarca, se oía el rugir de tan fuerte criatura. Comenzó una acometida contra la ciudad, cada vuelo que daba era una destrucción total, arrasaba todo a su paso, nada quedaba en pie ni los aldeanos que eran arrastrados con sus enormes alas lograban sobrevivir.

El ave parecía estar poseído, su crueldad para atacar era de una fuerza sin igual, nadie se podía sostener en pie porque en cada alzada de vuelo la tierra se arremolinaba y provocaba pequeños tornados que hacían que nada ni nadie quedase en su sitio.

Fuertes soldados llegaron en su búsqueda, no podían permitir que continuara esta ola de destrucción que acababa con una localidad inmensa, llena de vegetación, de pequeñas criaturas que daban el sustento a las familias.

Lograron adentrarla en unas ruinas que encontraron cerca del lugar, una fortaleza que también sucumbió ante el poder de esta bestia, lo llevaron a punta de hechizos hasta lo más profundo y recóndito de la cueva, donde pudieron encerrarlo y sellarle la entrada para que no volviese, para que no escapara.

El panorama era desolador, la tierra estaba herida, herida de tantos ataques que acabaron con su vida silvestre, sus pequeñas criaturas, ya nada se encontraba, solo se apreciaba una destrucción total que terminó con un prospero poblado, sus habitantes huyeron del lugar a las comarcas vecinas ya nada podían hacer allí.

Quién sabe si realmente el poder de Suzaku volvería a sucumbir……